Logo Europa
Logo Aragón

Mejora genética para combatir la sequía

La importancia de las semillas certificadas en el sector agrícola es crucial para mejorar los rendimientos de los cultivos, especialmente en un contexto de cambio climático y disminución de la estimación de la cosecha de cereales en España. Cooperativas Agro-alimentarias de España estima una cosecha de cereales de 9 millones de toneladas, lo que supone un 48,5% menos respecto a la pasada campaña. Esta disminución en la producción agrícola pone de manifiesto los retos a los que se enfrenta el sector y la necesidad de buscar soluciones para garantizar el suministro de alimentos a la población.

El sector agrícola en España se enfrenta a importantes retos debido a la disminución en la estimación de la cosecha de cereales, según datos proporcionados por Cooperativas Agro-alimentarias de España. Al analizar los distintos cultivos, se proyecta que el trigo blando alcance los 5,05 millones de toneladas, seguido de la cebada con 2,8 millones de toneladas, el maíz con 2 millones de toneladas, el trigo duro con 318.305 toneladas, la avena con 123.204 toneladas, el centeno con 32.135 toneladas y los triticales y otros cereales con 108.509 toneladas.

El rendimiento promedio estimado para esta campaña es de 1,66 toneladas por hectárea. Es importante destacar que se espera que un elevado número de hectáreas no se cosechen debido a los bajos rendimientos, ya que cultivos como la avena, el centeno y los triticales se han destinado al aprovechamiento ganadero.

En Aragón, se observa una significativa disminución en la producción de varios cereales en comparación con la campaña anterior. Los datos revelan que la producción de avena ha sufrido una disminución del 85,7%, con una producción de 4.567 toneladas en comparación con la campaña anterior. En el caso del centeno, la producción ha disminuido un 82,3%, con 1.664 toneladas. Los triticales han experimentado una reducción del 81,06%, con una producción de 10.068 toneladas.

En el caso específico del trigo blando, la producción ha disminuido un 43,34%, alcanzando 337.282 toneladas en comparación con la campaña anterior. El trigo duro ha experimentado una reducción del 46,28%, con una producción de 103.552 toneladas. La cebada ha disminuido un 45,07%, con una producción de 960.210 toneladas. El maíz ha sufrido una disminución del 46,81%, con una producción de 350.000 toneladas.

La producción total de cereales en Aragón ha sufrido una disminución significativa. El área de cultivo total alcanza las 790.639 hectáreas, con una producción de 1.767.343 toneladas, lo que representa una disminución del 48,52% en comparación con la campaña anterior.

La disminución en la producción de cereales se debe principalmente a la sequía que ha afectado a varias regiones del país. Este fenómeno climático pone de manifiesto la urgente necesidad de buscar nuevas técnicas y soluciones que permitan mejorar el rendimiento de los cultivos y enfrentar los desafíos del cambio climático. En este sentido, la investigación, la mejora genética y la introducción de nuevas variedades desempeñan un papel fundamental para impulsar el sector y aumentar sus rendimientos. Asimismo, se requieren políticas adecuadas de gestión del agua que garanticen un acceso sostenible a los recursos hídricos necesarios para la agricultura.

Esta cosecha reducida plantea un gran desafío logístico para el sector cerealista, que debe asegurar un suministro normal y necesario a lo largo de toda la campaña para cubrir las necesidades de consumo de la importante cabaña ganadera nacional. Ante esta situación, Cooperativas Agro-alimentarias de España subraya la importancia de una gestión y planificación eficientes que ayuden a minimizar el impacto de la escasez de producción y favorezcan la distribución de cereales a lo largo de toda la campaña de comercialización.

Es importante que se implementen medidas que permitan mitigar las consecuencias negativas de esta situación en los agricultores y ganaderos, así como en los consumidores finales. Además, es necesario impulsar la colaboración entre los diferentes actores del sector agrícola y promover la inversión en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías que permitan una producción más eficiente y sostenible.

El consejo sectorial de Cereales de Cooperativas Agro-alimentarias de España destaca la importancia de una buena gestión y planificación para minimizar el impacto de la corta producción y garantizar la distribución de cereales a lo largo de toda la campaña de comercialización. En este marco, la iniciativa Grano Sostenible, busca ayudar a los agricultores a mejorar la calidad de sus cultivos y aumentar la rentabilidad de sus explotaciones.

Grano Sostenible: Impulsando la Innovación y la Sostenibilidad en la Agricultura

Grano Sostenible es una alianza estratégica entre diversas organizaciones representativas del sector agrícola en España. Asaja, UPA, Cooperativas, Agro-alimentarias de España y Geslive se han unido para ayudar a los agricultores a mejorar la calidad de sus cultivos y aumentar la rentabilidad de sus explotaciones.

La semilla es el punto de partida de todo cultivo, y la elección de la variedad adecuada puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de una cosecha. Es por ello que estas entidades trabajan incansablemente para mejorar el conocimiento sobre las ventajas que aportan las nuevas variedades vegetales. A través de la investigación y el desarrollo de programas especializados, se busca no solo optimizar los rendimientos y la resistencia de los cultivos, sino también fomentar la sostenibilidad y la preservación del medioambiente.

Uno de los aspectos fundamentales en los que se enfocan es la promoción del uso de semilla certificada. Esta es el resultado de un proceso riguroso de selección y mejora genética, que garantiza la calidad y la uniformidad de las plantas. Además, su uso permite la inversión en programas de investigación para el desarrollo de nuevas variedades, un proceso que requiere tiempo y recursos económicos significativos.

A través de campañas de concienciación y difusión de la normativa vigente sobre el reempleo del grano para la siembra, estas entidades buscan informar y educar tanto a los agricultores como a la sociedad en general. El objetivo es promover el valor de la semilla certificada y fomentar su utilización en la práctica agrícola. Al utilizar semilla certificada, los agricultores no solo garantizan la calidad de sus cultivos, sino que también contribuyen a la preservación de la biodiversidad y la mejora de la productividad agrícola a largo plazo.

Pero el trabajo de estas entidades va más allá de la promoción de la semilla certificada. También se busca ayudar a los pequeños agricultores a adaptarse a nuevas tecnologías y prácticas agrícolas, brindándoles información y acceso a recursos. Esto se logra mediante programas de asesoramiento y capacitación que fortalecen sus habilidades y competitividad en un entorno globalizado en constante cambio.

Asimismo, la investigación es un pilar fundamental en esta labor conjunta. Se promueve la colaboración entre científicos, agrónomos y expertos en diferentes áreas para desarrollar soluciones innovadoras que impulsen la agricultura sostenible. Desde el mejoramiento genético de las plantas hasta la implementación de prácticas agrícolas respetuosas con el medioambiente, se busca encontrar respuestas a los desafíos actuales y futuros.

Agricultores contra el Cambio Climático

Pero Grano Sostenible no solo se enfoca en la producción agrícola. También promueve la concienciación sobre la importancia de la agricultura en la lucha contra el cambio climático. Bajo el lema «Agricultores contra el cambio climático«, este proyecto busca ayudar a los agricultores a adaptarse al clima y concienciar a la sociedad sobre la necesidad de comprometerse en esta lucha.

El cambio climático está afectando directamente a la actividad agraria, con sequías prolongadas, inundaciones devastadoras y eventos climáticos extremos cada vez más frecuentes. Los agricultores se enfrentan a desafíos sin precedentes para mantener sus cultivos y garantizar la seguridad alimentaria. Grano Sostenible colabora con agricultores, apoyando técnicamente y promoviendo prácticas agrícolas sostenibles para reducir emisiones y aumentar resiliencia al cambio climático.

La semilla certificada: motor de innovación en la agricultura

En un mundo de creciente demanda de alimentos y desafíos ambientales y climáticos, la innovación agrícola es una necesidad. En este contexto, la semilla certificada emerge como un factor crucial para impulsar el progreso y mejorar la producción agrícola. La industria de semillas lidera la innovación en I+D, invirtiendo fuertemente en investigación y desarrollo, superando a otros sectores económicos.

En este contexto, las semillas certificadas desempeñan un papel fundamental en la mejora de los rendimientos y la resiliencia de los cultivos. Las semillas certificadas son el resultado de la investigación y la innovación tecnológica, y garantizan la calidad genética y sanitaria de los cultivos. Estas semillas ofrecen garantías en cuanto a su origen, trazabilidad, pureza varietal, germinación, sanidad y homogeneidad. El uso de semillas certificadas garantiza una buena implantación del cultivo, reduce las malas hierbas y mejora la calidad y sanidad de la semilla. También ahorra tiempo en la preparación y aumenta el rendimiento de los cultivos.

El sistema de certificación de semillas en España

En España, el sistema de certificación de semillas está regulado y sujeto a autorización y control administrativo. La producción y el comercio de semillas certificadas se rigen por normativas específicas que garantizan la calidad y la trazabilidad de las semillas. El Servicio de Sanidad y Certificación Vegetal en Aragón es el organismo oficial responsable de la certificación de semillas en España.

La certificación de semillas es esencial para mantener la calidad y el rendimiento de los cultivos. Permite asegurar que las variedades utilizadas cumplan con los estándares establecidos, lo que brinda confianza tanto a los agricultores como a los consumidores. Además, el sistema de certificación también garantiza que las semillas no contengan enfermedades o plagas que puedan afectar negativamente a los cultivos.

El proceso de certificación de semillas implica varias etapas, desde la producción hasta la comercialización. Los productores de semillas deben cumplir requisitos de trazabilidad y calidad genética. Durante la producción, se realizan inspecciones y controles para verificar la pureza varietal, la calidad física y sanitaria de las semillas.

Una vez que las semillas cumplen con los estándares de certificación, se les otorga un etiquetado especial que indica que son semillas certificadas. Esta etiqueta es fundamental para que los agricultores y los consumidores puedan identificar y seleccionar las semillas de mayor calidad y confiabilidad.

Beneficios de utilizar semillas certificadas

El uso de semillas certificadas proporciona una serie de beneficios significativos para los agricultores y el sector agrícola en general:

  1. Mejora de la productividad: gracias a la mejora genética, estas semillas están adaptadas para ofrecer un mayor rendimiento y resistencia a enfermedades y plagas. Al utilizar estas semillas, los agricultores pueden aumentar la productividad de sus cultivos.
  2. Garantía de calidad y pureza varietal: Las semillas certificadas cumplen con estándares estrictos de calidad y pureza varietal. Esto garantiza que los agricultores estén sembrando variedades específicas y que los cultivos resultantes sean uniformes y de alta calidad.
  3. Reducción de enfermedades y plagas: Las semillas certificadas son sometidas a controles sanitarios rigurosos para detectar y eliminar cualquier presencia de enfermedades o plagas. Esto ayuda a reducir el riesgo de infecciones en los cultivos y minimiza la necesidad de tratamientos fitosanitarios.
  4. Trazabilidad y transparencia: El sistema de certificación de semillas proporciona trazabilidad desde la producción hasta la comercialización. Permite rastrear el origen y el proceso de producción de las semillas certificadas, lo que brinda transparencia y confianza a los agricultores y consumidores.
  5. Cumplimiento de regulaciones: El uso de semillas certificadas garantiza el cumplimiento de las regulaciones y normativas vigentes en el sector agrícola. Esto ayuda a los agricultores a evitar sanciones y asegura que estén operando dentro de los marcos legales establecidos.

Conclusión

El camino hacia una agricultura sostenible y resiliente en España pasa por la implementación de soluciones innovadoras, como el uso de semillas certificadas. Grano Sostenible ha mostrado que es posible enfrentar los desafíos de la estimación de la cosecha de cereales, ofreciendo a los agricultores herramientas y conocimientos que les permiten mejorar la rentabilidad de sus explotaciones y contribuir a la protección del medio ambiente.

El futuro de la agricultura en Aragón se vislumbra prometedor gracias a iniciativas como Grano Sostenible, donde la colaboración y la búsqueda constante de soluciones efectivas son el motor que impulsa el progreso. Con la implementación de estas innovaciones, se abre un horizonte lleno de oportunidades para los agricultores, quienes podrán enfrentar los retos de manera más eficiente y asegurar así el crecimiento sostenible del sector agrícola.

La mejora vegetal evita una mayor caída de la producción de cereal de invierno

  • Este año se han cosechado en Aragón 2,02 millones de toneladas. Un 28,23% menos que el año pasado. Sin embargo, la apuesta por semilla certificada, los ensayos con variedades adaptadas al estrés hídrico, enfermedades o plagas han evitado un mayor descenso de la producción.
  • Red Arax cuenta con más de 8.000 parcelas de ensayo distribuidas por todo el territorio donde se analiza la adaptación del cereal de invierno a cada zona climática y donde se buscan variedades más resilientes y productivas.
  • No obstante, las heladas tardías junto a las altas temperaturas de los meses de mayo y junio son las responsables de la bajada de producción y el descenso de los pesos específicos.

 

Zaragoza, 3 de octubre de 2022.- Los datos reflejan una realidad: este año la campaña de cereal de invierno ha sido complicada. Sin embargo, y a pesar del descenso de producción, los datos también demuestran que la mejora genética, el uso de semilla certifica y los ensayos de campo en busca de variedades más adaptadas han conseguido una evitar una mayor caída del rendimiento de los cultivos.

Es una de las conclusiones que se extraen del Dosier de Cultivos de Invierno 2021 / 2022 que Red Arax ha presentado hoy en rueda de prensa. “Hay un colchón que es la mejora genética que hace que esa caída no haya sido peor”, ha indicado Miguel Gutiérrez, el jefe del Área de Cultivos Herbáceos del CTA- Centro de Transformación Agroalimentario del Gobierno de Aragón. “Y eso hace que, a pesar del descenso de producción, esa disminución sea positiva”, ha añadido Gutiérrez.

Este año se han cosechado en Aragón 2.028.034 millones de toneladas de cereal. Un 28,23% menos respecto a la última campaña. “Ha sido un descenso de producción generalizado en toda España debido a las condiciones meteorológicas”, ha matizado Jesús Abadías, responsable de Innovación en Cooperativas Agroalimentarias de Aragón. “En primavera había buenas expectativas, pero las bajas temperaturas de abril unido a las tormentas y luego a las olas de calor, acabaron con ella”, ha añadido Abadías.

Red Arax lleva cuatro años realizando, junto a 12 cooperativas, ensayos de campo donde se analizan la adaptación de variedades de cereal a las actuales condiciones climáticas, su resiliencia, productividad o resistencia a enfermedades. Unos resultados que hoy se han hecho públicos a través de este dosier y que la red muestra en campo a los socios de las cooperativas.

“Los agricultores ven in situ el desarrollo de cada variedad y eso les permite tomar decisiones”, ha explicado Miguel Gutiérrez quien ha puesto el énfasis en la “transferencia directa” que hace Red Arax.

DATOS POR PROVINCIA

El descenso de productividad ha sido generalizado y ha afectado a las tres provincias aragonesas. En Huesca se ha reducido un 24,8% la cosecha de cereal de invierno situándose este año en 836.564 toneladas. Respecto a Teruel la producción ha disminuido un 30,19% respecto a 2021. “La climatología no ha acompañado al final de la campaña. El granizo, los tornados en el Bajo Aragón y las fuertes tormentas acabaron con cualquier expectativa”, ha indicado Miguel Gutiérrez.

En la provincia de Zaragoza se han cosechado 741.584 toneladas de cereal. Es decir, un 30,58%. El año pasado los rendimientos se situaban en 3,14 toneladas por hectárea de mida y en esta campaña es de 2,43 t/ha.

El éxito de la Jornada CULTIVA Monegros 2022

Éxito absoluto de la Jornada Cultiva. Así lo demuestran las más 1.000 personas que el pasado 19 de mayo recorrieron la finca de ensayos de 7,4 hectáreas donde la Cooperativas Los Monegros tiene sus ensayos de cereal de invierno.

CULTIVA Monegros 2022, organizada por Red Arax, junto con la Cooperativa de Los Monegros, CTA-Gobierno de Aragón y Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, comenzó con una visita a los campos de ensayo donde los más de 1.000 asistentes pudieron comprobar, guiados por técnicos especializados en la materia, cómo se prueban las principales variedades de cebada (malteras y para pienso), trigos blandos, trigos duros, avenas y guisantes presentes en el mercado, considerando la adaptación a la zona y la productividad de estas, así como la caracterización agronómica para su adaptación y rendimiento en Aragón.

“Poder seleccionar variedades que sean atractivas para nuestros clientes, para el consumidor y que a la vez sean unas variedades con buen rendimiento para el agricultor en campo y se adapten a nuestras tierras y climatología”.

José Miguel Ochoa, Director Gerente Cooperativa Los Monegros

Las visitas guiadas fueron seguidas por los participantes con gran interés y les permitieron conocer, además de las cuatro estaciones de cereal de invierno, los micro ensayos de la Red GENVCE que también estuvieron disponibles para su visita.

«Cultiva Monegros no es solo una jornada de campo, es un punto de encuentro del sector, de las cooperativas, empresas y por supuesto de la universidad.«

Miguel Gutiérrez, CTA-Gobierno de Aragón

Foro Técnico

La innovación y la digitalización en el sector primario son indispensables para ser competitivos en un mundo globalizado, esto junto a la necesidad del relevo generacional en el mundo agrícola así lo pudieron conocer agricultores, técnicos y estudiantes de la universidad de Huesca, Lleida y Barcelona y de la Efa El Salto de Zuera que asistieron al Foro Técnico, moderado por Chema Paraled, que se llevó a cabo durante la mañana.

El principal objetivo de este Foro era que los jóvenes con experiencia en innovación pudieran compartir sus conocimientos con otros profesionales y mostrar cómo han sido capaces de adaptarse a las nuevas tecnologías.

La ponencia inaugural a cargo de Emilio Gil, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña, quien analizó la importancia de la necesidad de contar con jóvenes preparados capaces de utilizar la revolución digital que ha llegado al campo.

«Siempre sin perder de vista la necesidad de que se valore su trabajo y que puedan vivir dignamente»,

así lo recalcó Emilo Gil durante su ponencia.

El evento también contó con un panel de experiencias formado por jóvenes que apuestan por la digitalización. Esta mesa compuesta por Diego Ballesteros, agricultor de Tardienta; Adrián Tambo, de Molino EcoTambo de Sádaba; Paula Ortega, ingeniera agrónoma de la Universidad Politécnica de Cataluña, y Cristian Aldaz, agricultor de Ejea de los Caballeros y socio fundador de PAINTEC.

Con estos cuatro protagonistas compartiendo sus experiencias se pudo mostrar cómo estos jóvenes emplean las nuevas herramientas que ofrece la Agricultura 4.0 para poder optimizar los recursos y aumentar los rendimientos y la competitividad en todo tipo de cultivos.

Asimismo, los asistentes pudieron conocer, de la mano de José Miguel Ochoa, director de la Cooperativa de Los Monegros, el estado y previsión del mercado de los cereales para esta campaña 2022.

El foro técnico finalizó con una mesa redonda centrada en los «Retos en tecnología vegetal en cebadas de alta producción».

Zona comercial y exhibiciones

Además de estas dos actividades, la Jornada CULTIVA 2022 sirvió para que más de 20 empresas pudieran mostrar en la Zona Comercial una visión general de sus últimos productos en varios sectores diferentes, como: herramientas, productos fitosanitarios, tratamiento de semillas y protección de cultivos, variedades de semillas, etc.;

Por la tarde, después de una comida popular con Ternasco de Aragón, las empresas Agricultura y Ensayo, aGROSlab, ISAGRI, PAINTEC y Agrarium fueron los encargados de mostrar in situ y a pie de campo los trabajos precisión que desarrollan, y la aplicación y los beneficios que pueden tener para el sector

El área de exhibiciones de agricultura 4.0 presentó todo tipo de tecnologías de agricultura de precisión como sensores para el mapeo y análisis del suelo o drones con cámaras que pueden detectar plagas o enfermedades en los cultivos desde arriba e incluso aplicaciones móviles para el seguimiento técnico de las parcelas y sus cultivos.

La jornada dejó tan buen sabor de boca tanto a asistentes como a los organizadores que se espera que CULTIVA haya llegado para quedarse y se convierta en un evento de carácter anual que permita impulsar, gracias a la transferencia de conocimiento, una agricultura competitiva y rentable adaptada a los nuevos requisitos ambientales y a las exigencias que el cambio climático, con las nuevas tecnologías como herramienta de crecimiento profesional.

Lo que los medios han dicho de la Jornada CULTIVA Monegros 2022

Cooperativa Agroalimentaria Aragón

Periódico Aragon.coop

Nº 65 junio 2022

Artículo sobre la Jornada CULTIVA en la página 18

Accede a la noticia completa

AltoAragón Agroalimentario – Diario del AltoAragón

Nº 586 – 02/06/2022

Cerca de mil agricultores, en una jornada sobre cereales de invierno

Accede a la noticia completa

Diario del AltoAragón (Digital)

13/05/2022

CULTIVA Monegros reunirá a más de 700 agricultores en Sariñena

Accede a la noticia completa

Tempero – Aragón TV

CAP. 677 – AGRICULTORES SOSTENIBLES – 28/05/2022

Reportaje sobre la Jornada CULTIVA MONEGROS a partir del minuto 27.

Accede al programa

HERALDO DE ARAGÓN

Heraldo de Aragón (Digital)

19/5/2022

La jornada CULTIVA Monegros va a reunir hoy a más de 800 personas en Sariñena

Accede a la noticia completa

Desde Monegros (Digital)

18/5/2022

Casi un millar de agricultores, técnicos y estudiantes se reúnen en la jornada Cultiva Monegros

Accede a la noticia completa

Agrosfera – TVE

21/05/22

Reportaje Jornada CULTIVA Monegros 2022 del minuto 13:10-14:55 

Accede al programa

Reportaje Heraldo del Campo – Heraldo de Aragón

Número 327 – 19/06/22

Heraldo de Aragón (Digital)

19/05/22

Los más jóvenes abren camino hacia la Agricultura 4.0

Accede a la noticia completa

Diario del Campo (Digital)

10/05/22

Sariñena (Huesca) acogerá el 19 de maup una jornada sobre cereales de invierno

Accede a la noticia completa

El cereal de invierno resiste en Aragón con 2,82 millones de toneladas

  • La producción de cereal de invierno mantiene sus buenas producciones en Aragón con 2,82 millones de toneladas. Es una de las mejores cifras de los últimos ocho años a pesar de descender respecto a la campaña histórica de 2020.
  • La tormenta Filomena unido a las lluvias del final de la primavera han beneficiado a estos cultivos con mejores calidades y pesos específicos.
  • La cebada pierde superficie en Aragón a favor del trigo blando que cuenta con una producción de 719.836 toneladas. Además, la avena se estabiliza y se convierte en una alternativa importante para el secano.

Las previsiones se han cumplido y Aragón mantiene su producción de cereal de invierno. En esta campaña se han cosechado 2,82 millones de toneladas. Una cifra que se sitúa entre una de las mejores de los últimos ocho años. No obstante, existe un descenso del 9% respecto a la campaña histórica de 2020. Datos que Red Arax ha presentado este jueves en rueda de prensa con la publicación del segundo Dossier de Cultivos del Cereal de Invierno 2020/2021.

Se trata de un exhaustivo informe elaborado con los datos obtenidos en las 8.175 parcelas de ensayo (8.000 son microensayos de la Red Genvce y empresas colaboradoras, y 175 son de las cooperativas) que la Red Arax tiene distribuidas por todo el territorio. “Son buenos datos de cosecha que vienen unidos también a un manejo adecuado, al uso de variedades nuevas y por supuesto a la utilización de semilla certificada”, destacó el responsable de Innovación de Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón, Jesús Abadías.

La apuesta por variedades más adaptadas al territorio permite que los cultivos tengan mejor sanidad durante todo su ciclo. Además, este año la climatología ha beneficiado al cereal de invierno. La nieve que dejó la tormenta Filomena en el mes de enero junto a las precipitaciones de abril y mayo han contribuido a mejorar las calidades y los pesos específicos.

Rueda de prensa de cereal de invierno de la Red Arax

“El pedrisco afectó en Aragón a 30.000 hectáreas cultivadas. Sin embargo, las lluvias de este año han contribuido a tener una buena cosecha”, apuntó el jefe de Cultivos Herbáceos del Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón, Miguel Gutiérrez. “Hay que resaltar que la provincia de Teruel tiene, junto con el año pasado, las mejores producciones de los últimos seis años”, añadió Gutiérrez.

Los regadíos de la provincia de Huesca, a diferencia de 2020, han tenido una producción homogénea y buenos rendimientos. No obstante, el secano oscense y zaragozano han sufrido la escasez de lluvias.

Aumento del trigo blando y duro

Los resultados obtenidos este año reflejan un descenso de la superficie dedicada a la cebada en Aragón. En esta campaña se han cosechado 441.749 hectáreas. Es decir, 36.903 menos que en 2020. “Y el motivo viene provocado por el aumento del trigo blando y duro”, señaló Miguel Gutiérrez. “Los agricultores tomaron la decisión de apostar por trigo buscando su mejor rentabilidad”, añadió Gutiérrez quien apuntó que la decisión “fue acertada porque este año el precio es incluso un poco más alto que respecto a 2020”.

El trigo blando abarca este año 188.878 hectáreas con una producción de 719.836; y el trigo duro ha tenido un pequeño repunte de superficie con 69.387 hectáreas. Además, y como consecuencia de la estabilidad climática, la vitrosidad de este cultivo ha sido muy alta y refleja la gran calidad obtenida.

La avena, una alternativa para el secano

La avena es un cultivo que destaca por su resiliencia, rusticidad y adaptación a tierras de secano. Hoy se trabajan 25.935 hectáreas en Aragón y el mayor porcentaje de campos se encuentran en la provincia de Teruel. Una superficie que se ha estabilizado y que se presenta como una alternativa rentable para el secano aragonés.

Domingo Borruel, Jesús Abadías y Miguel Gutiérrez, durante la rueda de prensa de presentación del informe sobre Cereal de Invierno

“Los rendimientos este año siguen siendo buenos. Han bajado respecto a la campaña histórica, pero están por encima de la media”, apuntó en rueda de prensa el jefe de Cultivos Herbáceos del Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón. “Hay que destacar que se están abriendo nuevos mercados y hoy en día se trabaja con empresas que fabrican copos para consumo humano”, añadió Miguel Gutiérrez.

Colaboración con Cajamar

En la rueda de prensa se contó también con la presencia con el director de Cajamar en Zaragoza, Domingo Borruel. Una entidad que colabora con Red Arax desde el 2019. “Nos une una doble pasión. Pasión por la agricultura, y por la difusión del conocimiento. O como nos gusta decir a todos, por la transferencia”, señaló Borruel quien resaltó el valor y el peso que este dossier tiene para todo el sector. “Desde el productor a la empresa cooperativa y la comercializadora, pasando por la industria de transformación”, añadió.

Además, el director de Cajamar en Zaragoza apuntó en rueda de prensa el compromiso por seguir trabajando de forma conjunta con Red Arax. “Por ello contamos con la red como un socio de referencia en Aragón para nuestra Plataforma Tierra, la comunidad de conocimiento de Cajamar en la red, con la que queremos fomentar la digitalización y la sostenibilidad de nuestro sistema agroalimentario”, apuntó.