Logo Europa
Logo Aragón

Grandes cifras de superficie para el maíz aragonés

Los datos hablan por sí solos y en el maíz aragonés son positivos. No solo por los precios, que están siendo considerablemente mejores que en años anteriores, sino también porque la superficie dedicada al maíz en Aragón es cada vez mayor.

Las 93.734 hectáreas con las que contamos en la actualidad marcan la cifra más alta de los últimos 20 años y suponen, prácticamente, la recuperación de un cultivo que había descendido casi un 48% entre los años 2001 y 2011. “Este año, a nivel de superficie, es el mejor de los últimos 20 años y seguramente será también uno de los mejores en producción cuando termine la campaña”, nos explica Miguel Gutiérrez, responsable de la unidad de cultivos herbáceos del Centro de Transferencia Agroalimentaria de Aragón.

La superficie de maíz crece en Aragón

Aún no hemos alcanzado las casi 100.000 hectáreas de superficie dedicada al maíz que teníamos a principios de siglo (99.140 ha, para ser exactos) pero las cifras son muy positivas y continúan mejorando año a año, algo a lo que está contribuyendo mucho el crecimiento del maíz rastrojero o de segunda siembra.

“Este año ha sido también el de mayor superficie de maíz de segunda cosecha en Aragón, algo que ha ayudado especialmente”, indica Miguel Gutiérrez. Y es que, aunque algo más de la mitad del maíz que se cultiva en Aragón es de primera siembra (un 51,49%), este año el maíz rastrojero ha ido ganando terreno y ya alcanza el 48,51% del total del maíz aragonés.

En este sentido, el papel de la provincia de Huesca es fundamental, con el 78% de la superficie total de maíz y el 87% del de segunda siembras tras otros cultivos. “La importancia de la provincia de Huesca en todo el global es cada vez mayor y aporta un gran valor”, dice. “Huesca reúne casi todo el maíz rastrojero de Aragón y la superficie total ha subido este año sobre todo debido a ello”.

Otro dato a destacar es que, en Aragón, el maíz transgénico y el convencional coexisten en una proporción muy similar. De todo el maíz cultivado en Aragón, el 56% es transgénico; del cual se cultiva un 46% en la provincia de Huesca y el 9,50% en la de Zaragoza. Más de la mitad del maíz transgénico es de segunda siembra (un 56% frente al 47% de primera siembra).

Igualmente destacable es la gran importancia que, en Aragón, tiene el maíz para consumo humano, que ya sumaba en la campaña anterior unas 20.000 hectáreas declaradas y que este año ha seguido aumentando considerablemente. De hecho, Aragón es “una de las pocas comunidades en las que el maíz para consumo humano tiene un peso tan importante”.

Mano sosteniendo granos de maíz

La soja, un cultivo en el que Aragón es referencia

En cuanto a la soja, en Aragón se extiende actualmente por 642 hectáreas. Se trata de un cultivo en el que las segundas siembras han sido las que han introducido más superficie y le han dotado de mayores posibilidades. Así, ahora mismo, la soja de segunda siembra supone un 86,90% del total frente al 13,10% de las primeras.

Al igual que en el caso del maíz, la provincia de Huesca es clave, ya que reúne el 70,3% del total, y es especialmente importante en lo relativo a la superficie dedicada a segunda siembra de este cultivo.

Otro dato a tener muy en cuenta es que en Aragón podemos cubrir los ciclos de producción desde las siembras de primavera con ciclos largos hasta las siembras de principios de verano con ciclos más cortos. Así, en la provincia de Zaragoza, se cultiva casi el 74% de toda la soja de ciclo largo, temprana de primera siembra de Aragón.

Pero aún hay más. Y es que Aragón cultiva el 50% de toda la soja de España, liderando el crecimiento y las buenas posibilidades de este cultivo. Además, algo más del 60% de la soja de consumo humano producida en Aragón se destina a empresas tan relevantes como Pascual Calidad.

La diversificación de cultivos, la nueva agricultura y la búsqueda de alternativas a futuro, tratando de combatir el cambio climático, demuestran que se está trabajando muy bien y que vamos por el buen camino.