Logo Europa
Logo Aragón

2023 soporta la mayor caída de superficie de maíz en Aragón

  • En la última campaña se han dedicado 51.091 hectáreas al cultivo del maíz. Un 41,3% menos que en 2022 debido a las restricciones de riego.
  • La soja también pierde superficie, pero aumenta sus rendimientos por hectárea gracias a la mejora vegetal y a la adaptación de las variedades al terreno.
  • No obstante, el cultivo del girasol mantiene su presencia en Aragón con 672 hectáreas y aumenta la superficie de primeras siembras.

Zaragoza, 9 de abril de 2024.- El año 2023 se ha caracterizado por ser un periodo de transformación y adaptación en el sector agrícola, enfrentándose a los desafíos impuestos por las bajas reservas hídricas y las restricciones de riego.

“Este escenario ha llevado a cambios notables en el patrón de cultivos como el maíz, la soja y el girasol”, ha explicado el responsable de Desarrollo Rural e Innovación de Cooperativas Agroalimentarias Aragón, Jesús Abadías, en la presentación de esta mañana del Dosier de Cultivos de Verano. “Los datos indican una reducción de la superficie debido a la falta de agua”, ha matizado Abadías.

Durante la última campaña, Aragón ha experimentado una notable disminución en la superficie dedicada al maíz con un descenso del 41,2%. “Si en 2022 se trabajaron 86.750 hectáreas, en el último año ha abarcado 51.091”, ha indicado el nuevo coordinador de Red Arax, Luis Gazol.

Este cambio se refleja en un descenso significativo en las provincias de Huesca y Zaragoza, mientras Teruel muestra la menor variación en términos porcentuales, pero también la menor variación en superficie afectada.

“Al ser un cultivo en régimen de regadío, y que en esta temporada agrícola la combinación de niveles bajos de agua y las oportunidades surgidas con cultivos de rotación como el girasol, han dado como resultado un descenso de la superficie cultivada”, ha matizado Gazol.

Además, y al igual en el último año, sigue siendo paritario el porcentaje entre maíz convencional frente al transgénico. Este año, la superficie dedicada al maíz convencional representó el 51,12% del total, frente al 48,88% destinado a transgénico. Por otro lado, las variedades de consumo humano han abarcado 15.000 hectáreas, unas 5.000 menos que el año anterior.

 

Soja, mejores rendimientos por hectárea

Red Arax lleva seis años ensayando y estudiando el desarrollo y adaptación de la soja a Aragón. Una experiencia agronómica que este año ha dado sus frutos. “Es evidente que ha habido un descenso de superficie, pero hemos comprobado que ha habido buenos rendimientos por hectárea”, ha explicado Jesús Abadías.

Respecto a los dos últimos años, el descenso de superficie cultivada es significativa. En esta campaña se han dedicado 330,86 hectáreas.  Sin embargo, “los esfuerzos por optimizar el manejo agronómico y la selección de variedades adaptadas a las condiciones aragonesas han permitido mantener altos niveles de producción”, ha comentado Luís Gazol, coordinador de Red Arax.

Un ejemplo de ello se encuentra en el ensayo ubicado en Ejea de los Caballeros junto a la Cooperativa Virgen de la Oliva con las variedades Avril (6.233 kg/ha) y Es Generator (6.228kg/ha), y hasta 4.500 kg/ha en segundas siembras, cuando se cultiva detrás de cereales como la cebada. “Eso demuestra la gran capacidad que tiene este cultivo para encajar en la rotación de las explotaciones agrarias”, señaló Gazol.

Campo soja restricciones de riego en aragón

 

GIRASOL

Aragón ha dedicado este año 23.672 hectáreas. Un ligero descenso respecto a 2022 vinculado, sobre todo, a las segundas siembras. “Ha habido un repunte en la superficie de girasol en primera siembra”, ha resaltado el responsable de Desarrollo Rural e Innovación de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón. “Casi duplicando la superficie de 2019 en el año 2023 sobre todo en Teruel y Zaragoza”, ha añadido.

El cambio en la estrategia de cultivos, motivado por el aumento en el precio del girasol debido a la incertidumbre en el suministro originado por el conflicto entre Ucrania y Rusia, ha propiciado que los agricultores aragoneses incrementen la apuesta por este cultivo que requiere menos agua en comparación con otros cultivos de verano.

No obstante, hay que resaltar que en 2022 hubo un “pico excepcional” de segundas siembras “llegando a triplicar la media en la comunidad”, ha detallado Luis Gazol. “Sin embargo, en 2023 ha bajado la superficie por falta de agua de riego, pero podemos decir que se ha consolidado manteniendo la tendencia de años anteriores”, ha resaltado el coordinador de Red Arax.

Desciende la superficie de maíz transgénico en Aragón

  • Un cultivo que este año ha abarcado una superficie de 40.111,8 hectáreas. Es decir, 12.562 menos que en 2021.
  • El maíz convencional abarca el 53,8% de la superficie total; y se consolida, por segundo año consecutivo, las hectáreas dedicadas a maíz de consumo humano.
  • En esta campaña se ha incrementado de forma exponencial el cultivo de girasol pasando de 13.626 hectáreas en 2021 a 26.500 en la última campaña.

Zaragoza, 28 de febrero de 2023.- El maíz transgénico pierde peso en Aragón. En la última campaña abarcaba 52.674 hectáreas y sin embargo hoy representa el 46,2% de la superficie total. Es decir, este año se han dedicado a estas variedades 40.111,8 hectáreas.

Una reducción generalizada que afectó tanto en primeras como segunda siembras. No obstante, destaca el descenso en segundas siembras debido a la pérdida de hectáreas de maíz por la escasez de agua de riego. “El taladro es una plaga que afecta en un porcentaje muy alto a las segundas siembras. Si éstas se reducen, desciende también el uso de maíz transgénico”, ha matizado el jefe de Cultivos Herbáceos del CTA- Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón, Miguel Gutiérrez. “No hay que olvidar que este año se han reducido un 18% respecto a 2021”, ha añadido Gutiérrez.

Datos que Red Arax ha presentado este martes en rueda de prensa con la publicación del Dossier de Cultivos de Verano. Se trata de un exhaustivo informe donde se analiza la evolución de maíz, soja, girasol y trigo sarraceno en esta campaña y donde se presentan de forma detallada los resultados obtenidos en los ensayos realizados por las cooperativas que forman la Red Aragonesa de Cultivos Extensivos y Leguminosas.

“Ha sido un año complicado a nivel agronómico debido a las condiciones climáticas”, ha matizado el responsable de Sostenibilidad e Innovación de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, Jesús Abadías, quien ha resaltado el descenso generalizado que este año ha tenido el cultivo del maíz. “A nivel nacional se ha reducido en un 13% la superficie y eso está condicionado por la sequía y por las reducciones de disponibilidad de agua”.

Aragón ha cosechado este año 86.891,36 hectáreas de maíz. Una cifra que representa más del 25% de la producción nacional y sigue siendo la segunda comunidad autónoma con mayor superficie dedicada a este cultivo. “El maíz sigue siendo un cultivo imprescindible para la gestión de las explotaciones aragonesas”, ha recalcado Gutiérrez.
Actualmente, y por segundo año consecutivo, aumentan las hectáreas destinadas a maíz de consumo humano. “A pesar de las condiciones climáticas que han influido en una pérdida de producción, es importante resaltar que este año ha aumentado a 20.117 hectáreas”, ha resaltado Miguel Gutiérrez. “Eso demuestra el interés del agricultor en dar un valor añadido a su explotación”, ha añadido.

GIRASOL

El girasol es la principal oleaginosa que se trabaja en España seguido de la colza. Un cultivo que este año se ha incrementado a nivel nacional y regional. En Aragón ha pasado de las 13.265 hectáreas en 2021 a 26.500 en esta campaña.
“Los agricultores tienen una serie de gastos fijos a los que tienen que hacer frente y por ello las segundas siembras son importantes. Esto ha hecho que si no podían sembrar maíz, muchos hayan apostado por el girasol”, ha matizado el jefe de Cultivos Extensivos del CTA del Gobierno de Aragón. De la superficie total, el 33% se ha destinado a segundas siembras. Es decir, se ha pasado de 2.264,67 hectáreas en la última campaña a 7.799.34 en 2022.

SOJA

Al igual que el resto de los cultivos de verano, también se ha producido un descenso en las hectáreas cultivadas de soja debido a las condiciones climáticas. Se trata de un cultivo que sufre con la falta de humedad.
No obstante, y gracias a los datos obtenidos en el dossier presentado por la Red Arax, esta leguminosa se consolida como buena alternativa para segundas siembras. “La soja permite al agricultor hacer una rotación necesaria para sus explotaciones y además es un cultivo con un importante valor económico”, ha explicado Jesús Abadías.
Unos datos que Red Arax obtiene y analiza a través de sus tres campos de ensayo. “Una información que pretendemos mejorar a partir de este año a través del uso de técnicas de precisión”, ha anunciado Miguel Gutiérrez. “El objetivo es tener más datos para mejorar la agronomía y rentabilidad de la soja en Aragón”, ha concluido Gutiérrez.

Rueda de prensa- Presentación Dosier Cultivos de Verano

Grandes cifras de superficie para el maíz aragonés

Los datos hablan por sí solos y en el maíz aragonés son positivos. No solo por los precios, que están siendo considerablemente mejores que en años anteriores, sino también porque la superficie dedicada al maíz en Aragón es cada vez mayor.

Las 93.734 hectáreas con las que contamos en la actualidad marcan la cifra más alta de los últimos 20 años y suponen, prácticamente, la recuperación de un cultivo que había descendido casi un 48% entre los años 2001 y 2011. “Este año, a nivel de superficie, es el mejor de los últimos 20 años y seguramente será también uno de los mejores en producción cuando termine la campaña”, nos explica Miguel Gutiérrez, responsable de la unidad de cultivos herbáceos del Centro de Transferencia Agroalimentaria de Aragón.

La superficie de maíz crece en Aragón

Aún no hemos alcanzado las casi 100.000 hectáreas de superficie dedicada al maíz que teníamos a principios de siglo (99.140 ha, para ser exactos) pero las cifras son muy positivas y continúan mejorando año a año, algo a lo que está contribuyendo mucho el crecimiento del maíz rastrojero o de segunda siembra.

“Este año ha sido también el de mayor superficie de maíz de segunda cosecha en Aragón, algo que ha ayudado especialmente”, indica Miguel Gutiérrez. Y es que, aunque algo más de la mitad del maíz que se cultiva en Aragón es de primera siembra (un 51,49%), este año el maíz rastrojero ha ido ganando terreno y ya alcanza el 48,51% del total del maíz aragonés.

En este sentido, el papel de la provincia de Huesca es fundamental, con el 78% de la superficie total de maíz y el 87% del de segunda siembras tras otros cultivos. “La importancia de la provincia de Huesca en todo el global es cada vez mayor y aporta un gran valor”, dice. “Huesca reúne casi todo el maíz rastrojero de Aragón y la superficie total ha subido este año sobre todo debido a ello”.

Otro dato a destacar es que, en Aragón, el maíz transgénico y el convencional coexisten en una proporción muy similar. De todo el maíz cultivado en Aragón, el 56% es transgénico; del cual se cultiva un 46% en la provincia de Huesca y el 9,50% en la de Zaragoza. Más de la mitad del maíz transgénico es de segunda siembra (un 56% frente al 47% de primera siembra).

Igualmente destacable es la gran importancia que, en Aragón, tiene el maíz para consumo humano, que ya sumaba en la campaña anterior unas 20.000 hectáreas declaradas y que este año ha seguido aumentando considerablemente. De hecho, Aragón es “una de las pocas comunidades en las que el maíz para consumo humano tiene un peso tan importante”.

Mano sosteniendo granos de maíz

La soja, un cultivo en el que Aragón es referencia

En cuanto a la soja, en Aragón se extiende actualmente por 642 hectáreas. Se trata de un cultivo en el que las segundas siembras han sido las que han introducido más superficie y le han dotado de mayores posibilidades. Así, ahora mismo, la soja de segunda siembra supone un 86,90% del total frente al 13,10% de las primeras.

Al igual que en el caso del maíz, la provincia de Huesca es clave, ya que reúne el 70,3% del total, y es especialmente importante en lo relativo a la superficie dedicada a segunda siembra de este cultivo.

Otro dato a tener muy en cuenta es que en Aragón podemos cubrir los ciclos de producción desde las siembras de primavera con ciclos largos hasta las siembras de principios de verano con ciclos más cortos. Así, en la provincia de Zaragoza, se cultiva casi el 74% de toda la soja de ciclo largo, temprana de primera siembra de Aragón.

Pero aún hay más. Y es que Aragón cultiva el 50% de toda la soja de España, liderando el crecimiento y las buenas posibilidades de este cultivo. Además, algo más del 60% de la soja de consumo humano producida en Aragón se destina a empresas tan relevantes como Pascual Calidad.

La diversificación de cultivos, la nueva agricultura y la búsqueda de alternativas a futuro, tratando de combatir el cambio climático, demuestran que se está trabajando muy bien y que vamos por el buen camino.